Ensayos fotográficos

periferias 5 | salud pública, ambiental y democrática

foto: Abhishek Basu

Islas en desaparición

Historias de erosión y resistencia

Texto de Joyona Medhi | Fotografia de Abhishek Basu

| India |

traducido por Ana Rivas

El nivel del mar está aumentando a un ritmo de 4 mm al año. Los informes sobre el clima mundial afirman que estamos en camino de tener el segundo o tercer año más caliente  registrado, con la temperatura media mundial de enero a octubre alrededor de 1,1°C por encima de la media de la era preindustrial. Pensándolo bien, las tendencias han empeorado desde el pacto climático de París en 2015, en el que los países se comprometieron a detener las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento de la Tierra, para limitar el aumento de la temperatura media a 2°C. Al ver estos aterradores recordatorios por donde quiera que miramos, incluso si estamos sentados en nuestras oficinas con aire acondicionado y no cara a cara con la tierra hundiéndose bajo nuestros pies con cada oleada de marea alta, la cara de Greta Thunberg en la portada de la revista Time no puede dejar de asustarnos. Esto, por supuesto, fue antes de que el CoVid 19 causara que los flamencos regresaran a las afueras de la ciudad portuaria de Mumbai, que de otra manera sería muy bulliciosa, o incluso que las medusas se desplazaran pacíficamente a través de las claras aguas de Venecia, absolviendo a los humanos de todos nuestros crímenes hasta ahora!

Abhishek Basu

Los números y las estadísticas están destinados a estimular esa forma muy humana pero sorprendentemente despreocupada de ignorar la gravedad de las cosas. Lo siento así porque son exactamente lo opuesto al deseo, al arte, a las emociones que te sacuden cuando ves a toda una población siendo deliberadamente borrada de la faz de la tierra, ¡la misma tierra que ellos reclaman! La falta de tierra es igual a la falta de rostro que es igual a una inmersión.

Y esa es exactamente la condición a la que se enfrentan las Islas en Desaparición o un Pueblo en Desaparición, es decir, los habitantes de la mayor región activa del delta de Asia, los “Sundarbans”. Y es por eso, que en esta serie de imágenes, sigo un tipo de arte minimalista inspirado en el trabajo del menos conocido pero legendario pintor modernista ganador del premio Padma Shri de los 70, Vasudeo S Gaitonde. Hay algo en las obras de Gaitonde que casi obliga a la mirada  a captar en medio de todo el caos, la cacofonía y la anarquía de sus colores. Y ese algo es lo que encuentro muy similar a la grave situación del ecosistema fluvial confrontado por el embate del súper ciclón Amphan el miércoles pasado.  Sumergirse o no sumergirse, tanto literal como metafóricamente, es la cuestión.

Abhishek Basu

El ciclón Bulbul fue la tormenta más fuerte que se tenga memoria en los “Sundarbans”. Mousuni, Sagar y Bakkhali, en la zona occidental de los “Sundarbans”, les tocó la peor parte. Pero Namkhana, Patharpratima y Kakdwip en el oeste; Sandeshkhali, Hingalganj, Hasnabad y Basirhat en el norte; y Gosaba, Basanti y Jaynagar en el este también se vieron afectados.

 

Pero recuerden, el nombre Bhanganpally es significativo; "bhangan" significa erosión.

Algunos de los residentes de la región dijeron que, aparte de capas de lona, arroz y algunos otros utensilios, no habían recibido ningún tipo de ayuda, después de que los reporteros llegaron, como abejas, el 20 de noviembre, el día después de la tormenta, y pasaron la mayor parte del tiempo anotando los nombres de los lugares afectados. La gente estaba tan enojada por la negligencia del gobierno local - y desde mucho antes de Bulbul - que prometieron que si un representante del gobierno llegaba a aparecer, sería enviado de regreso inmediatamente. 

La erosión real del terreno es una locura para algunos, mientras que para otros es el status quo con el que hay que vivir permanentemente. El pescado, las verduras, el arroz  y las hojas de betel- eran los cuatro productos que proporcionaban el sustento en el delta. ¡ Todos han parado por completo! Muy similar a la masacre de Marichjhapi (1979) y a la hambruna de Bengala (1943), que han sido silenciadas como ninguna otra por el gobierno de esas épocas. Esta vez también es casi como si un grito estridente  de llamado de atención saliera de la estación de Canning cada mañana cuando se ve a los trabajadores migrantes arrastrándose para ganarse el pan de cada día en las ciudades y pueblos cercanos de Bengala Occidental.

Muchos en la zona se ganan la vida vendiendo shuntki maachh (pescado seco). "Todos los centros de pescado seco cercanos, que llamamos khotis, también han sido destruidos", dice Amitava Mondol con la cabeza entre las manos. Cuando vuelvo a mi vivenda, él y sus compañeros de pesca parecen puntos en el paisaje desolado que les rodea, reflejándose el uno en el otro.

Aparte del “oh-so-national Tiger Project” (1973) implementado en la zona, ¿cómo se van a introducir en la narrativa de la zona las identidades, voces y narraciones de los poblados de nuestra tierra, por ejemplo las poco conocidas viudas del Proyecto Tigre? Erosión como una palabra, una esencia, un sentimiento es tan verdadero en la región que no necesito enfatizarlo más!

Sagar, la isla en el suroeste de los “Sundarbans”, está expuesta como una herida abierta al Golfo de Bengala, y, como Gosaba, sufrió grandes daños cuando el ciclón Aila azotó. En Sagar y en la vecina Mousuni, la tierra está desapareciendo rápidamente bajo el mar. Las casas se encuentran desplomadas en los campos. Los árboles están derrumbados en los campos. Y las grandes raíces que yacen boca abajo parecen cabezas cercenadas.

Abhishek Basu

De un paisaje tan apocalíptico surgen algunas heridas en forma de juventud local. ¡Heridas como aquellas que se producen en la parte superior de la cavidad bucal, que no puede evitarse pasar la lengua constantemente! Los jóvenes de la región del delta que se  está hundiendo,  no puedan ver que las carreras con las que sueñan se les escapen de las manos, así que deciden irse.  Ahora, con las conexiones del chip SIO de SIM disponibles en los celulares que llevan en cada mano, tienen el mundo entero a sus pies.

Buscan cualquier excusa para hacer la vista gorda ante el lamentable estado de las cosas, ya sea el sistema de educación pública en el que están inscritos a regañadientes, o la salada tierra incultivable que les rodea, o los barrios circundantes inundados en aguas hasta las rodillas. "Hablan todo el tiempo por teléfono", dice un viejo residente de la aldea de Kumirmari. Los chicos parecen querer huir inevitablemente, pero también es sorprendente que las mujeres casadas (!) que en busca de mejores oportunidades , sean vistas huyendo de esta erosión extrema - erosión de la identidad, de la tierra, de la memoria, de un pueblo, de una historia, de su gente! Nadie quiere morir como un don nadie. Con quién huye, en busca de un cambio, no importa.

 

 

Hay un refrán en tiempos tan terribles como estos que dice: "El valiente puede no ser capaz de vivir para siempre, pero el cauteloso no vive en absoluto". Todos los días claman por valentía en las Islas en Desaparición. Un simple acto de adentrarse un poco en los bosques para atrapar cangrejos, todo por el aumento de los precios de mercado que se les ofrece a cambio, le quita la vida a Arjun Mondal del pueblo de Rajatjubilee en los “Sundarbans” ante los ojos de sus dos mejores amigos que no pudieron hacer absolutamente nada. Un tigre lo atacó y dejó sólo los pantalones de Arjun como recuerdo para que los miembros de su familia lo vieran. Arjun fue uno de los últimos defensores de los derechos de las viudas de tigre de esa región. La ironía es cruda y es casi como si la posibilidad de esperanza parpadeara delante de tu rostro pero incidentes como estos empeoran mucho más  el ya lamentable estado de la región.

Se informa que un representante de la organización climática 350.org dice que "Esta conferencia sobre el clima es una oportunidad para que los líderes mundiales demuestren que han comprendido  la evidencia científica irrefutable y que ahora pondrán en marcha planes claros para la reducción urgente de las emisiones de gases de efecto invernadero". Lo único que se puede escuchar en la Isla en Desaparición es un eco  y su gente  "¿han entendido realmente? ¿Qué tan más obvios los signos de erosión y futura desaparición tienen que ser?".

Abhishek Basu

 

A las 9:15 p.m. en la lamentable fecha del 20 de mayo de 2020 cuando Bengala Occidental ya tenia 2 horas siendo azotada por el súper ciclón Amphan, la Ministra Jefe de Bengala Occidental tuitea, "Estamos en un estado de desastre. Devastación total en los distritos Norte y Sur 24 Paraganas. 500.000 evacuados. Estamos abrumados".  Al día siguiente el Primer Ministro del país tuitea, "La Nación está con Bengala. "Con 13.000 millones de rupias que aún se deben al estado, el Primer Ministro anuncia tranquilamente 1.000 millones de rupias como un adelanto de ayuda provisional por causa del Amphan en Bengala. Mientras tanto, el estado, ya tambaleándose por la crisis económica debido al cierre de sus costas y montañas, también conocido como industrias de turismo y hospitalidad, ha perdido sus ingresos por la pesca, la producción de miel y principalmente los ingresos agrícolas generados en estas mismas islas en vías de desaparición. Y esto aún no ha sido declarado una emergencia nacional, olvídense de una internacional.

Números y arte comienzan a cobrar  sentido ahora. No hace falta mucho para pasar de en desaparición a desaparecidas. Sólo negligencia.


 

Joyona Medhi | India |

Actualmente trabaja como editora de un periódico fotoperiodístico, trimestral y temático llamado Provoke Papers, financiado por el Instituto Goethe como parte de su Programa de Cinco Millones de Incidentes. Con una formación en sociología de los medios, busca todas las oportunidades para ir "long-form¨(contenido de mayor extensión y profundidad) especialmente con mi escritura, entrevistas e investigación. También ha realizado entrevistas exhaustivas a lo largo de la frontera indo-bangladesh como directora adjunta de un próximo documental, The Borderlands, que se estrenará en junio de 2020. Para su investigación, actualmente está buscando financiamiento para su propuesta de doctorado sobre las publicaciones periódicas de Assam, de donde es originaria. Su trabajo ha sido publicado en revistas como The Firstpost, Quint y la revista Art and Deal.

joyonamedhi@gmail.com

@moi_joyona

Abhishek Basu | India |

Nacido en 1990 en Tatanagar, Jharkhand, India, Abhishek es un fotógrafo documental de arte, freelance, y trabaja para varias editoriales en técnicas experimentales de narración de historias, diseño de libros, curaduría y multimedia. Una iniciativa trimestral de su revista Provoke Papers, centrada en la migración y las relaciones laborales, se basa en una serie titulada "Qué verde era mi montaña", que es su documentación de cuatro años de duración sobre las minas de carbón del distrito Jharia de Jharkhand, a 60 km de su ciudad natal. Siguiendo el consejo de Abbas, "cómprate un par de zapatos y enamórate de él", los temas de Abhishek abarcan la amplia variedad de lugares a los que la vida y su comprensión de ella le han llevado. Si tuviera que haber un elemento universal en sus obras sería su exploración de la crudeza de la condición humana, intentando hacerte ver las cosas como realmente son. Su trabajo ha sido publicado en revistas como The Himal Southasian, The Wire, Burn Magazine, The Firstpost y Quint.

to.abhishekbasu@gmail.com

@pen_scratch_

Ediciones Anteriores

Suscríbete nuestra newsletter